Aceite de oliva Arroces Bebidas espirituosas Carnes frescas Condimentos y especias Embutidos y otros productos Cárnicos Frutas
Hortalizas Jamones Legumbres Miel Otros productos vitivinícolas Pescados, Moluscos y Crustáceos Panadería, Pastelería, Repostería
Quesos y Mantequilla Sidra Vinos DOP Vinos IGP  
 
 CONSEJO REGULADOR 
 
ico_turismodebisturi
invivo
polinosis
vinoscava
serranham
deportesaereos
turismodenieve
cocheshidrogeno
redenergetica
voipllamadas
holanda
aceitedeolivas
fosil
Rep dominicana
Coches electricos
e-book
bucodental bucodental
ergometro Gym Ergometro
greatesthits

Cebolla de Fuentes de Ebro

Las cebollas de Fuentes de Ebro ya son una denominación de origen protegida de la Comisión Europea. Orden de 26 de octubre de 2010, del Consejero de Agricultura y Alimentación, por la que se aprueba la normativa específica de la denominación de origen protegida “Cebolla Fuentes de Ebro”, y se concede la protección transitoria (BOA de 18 de noviembre de 2010).

Según el Boletín Oficial de Aragón, las peticiones del 6 de febrero de 2007 de la Asociación para la defensa de la «Cebolla Fuentes de Ebro», para el reconocimiento como denominación de origen protegida a la denominación de origen «Cebolla Fuentes de Ebro» como instrumento idóneo para proteger el origen de su producción y garantizar su calidad, ya han sido oídas.

Se entiende por «Cebolla Fuentes de Ebro» La cebolla es el bulbo de la planta herbácea bianual, del género Allium especie cepa L., cuando ha cumplido el primer ciclo de desarrollo y ha entrado en reposo. El bulbo está formado por el conjunto de las bases de las hojas convertidas en órganos de reserva que se encuentran unidas al tallo en forma de disco; comercialmente, es la parte aprovechable. procedentes de las variedades «Cebolla Dulce de Fuentes» y «Cebolla Blanca Gruesa de Fuentes», de la población autóctona tradicionalmente originaria de Fuentes de Ebro inscrita en el Catálogo Común de Variedades de Especies de Plantas Hortícolas.

En función del estado fenológico en el momento de recolección, los tipos comerciales amparados por la presente Denominación de Origen serán:

Cebolla madura, es la que se recolecta cuando el bulbo está maduro, estadio 9 según la escala fenológica para la cebolla descrita por Suso y col. (1992). (ITEA, Vol. 88 (1): 46-62).
Cebolla temprana, recolectada en el período de plena vegetación donde tiene lugar la formación del bulbo, estadio 7 de engrosamiento del bulbo según la escala descrita por Suso y col. (1992).

 

Características específicas del producto:

Color de las túnicas externas: Blanco-paja. En el caso de la “cebolla temprana” el color será blanco-verdoso.
Color interno: Blanco.
Organoléptico: Sabor suave, escaso picor, capas interiores muy tiernas y suculentas,
que una vez ingerida no permanezca su retrogusto en la boca.

El origen del cultivo de esta cebolla en el término municipal de Fuentes de Ebro y sus alrededores se remonta a los primeros asentamientos romanos, que construyeron un sistema de riegos. La «Cebolla Fuentes de Ebro» constituye un producto agroalimentario autóctono de Aragón. Su suculencia y escaso picor, que no deja regusto desagradable en la boca, hecho que marca la diferencia con el resto de las variedades de cebolla. Así como que concreta la zona de cultivo en Fuentes de Ebro, Mediana de Aragón, Osera de Ebro, Pina de Ebro, Quinto, Villafranca de Ebro.


 

El 15 de Noviembre de 2013 la Comisión Europea ha incluido a la «cebolla de Fuentes de Ebro» en su registro de denominaciones de origen protegidas, con la mención de Apelación de Origen Protegida (AOP)

Esta distinción supone que tanto la producción como la transformación y la elaboración del producto han tenido lugar en el área geográfica a la que se refiere la denominación. Se trata, exclusivamente, de los seis municipios reconocidos oficialmente hace tres años como únicos en los que se cultiva la auténtica variedad de «cebolla de Fuentes»: Fuentes de Ebro, Mediana de Aragón, Osera, Pina de Ebro, Quinto y Villafranca de Ebro.

Hace tres años, los productores de esta particular cebolla consiguieron que se les reconociera como denominación de origen. Se le daba así un valor añadido a estas producciones y, mediante este sello oficial de calidad, se garantizaba comercializar en el mercado las auténticas, para poder luchar contra el fraude de otras producciones que se podían hacer pasar hasta entonces como cebolla dulce de Fuentes sin haber sido realmente producida allí.

Actualmente son unas 150 hectáreas las dedicadas a su cultivo. En esta última campaña se han recogido y comercializado alrededor de tres millones de kilos de «cebolla de Fuentes», el doble que en la campaña de 2012.

Cada campaña, un grupo de catadores designados por el Consejo regulador se encarga de dar los primeros bocados a las cebollas de ese año. Son los que evalúan la calidad de la producción, la certifican y garantizan que únicamente llevarán el sello de la DO aquellas cebollas que cumplen con los parámetros de calidad reglamentarios.

 

Subir

 
 
 
 
barra_baj
x
Uso de Cookies - Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para analisis, contenido personalizado y publicidad. Si continua en esta página web, consideramos que acepta su uso. Más información